Microneedling es una técnica que usan muchos dermatólogos y centros especializados para tratar afecciones de la piel como: cicatrices, arrugas, alopecia, acné, problemas de pigmentación de la piel, estrías, piel flácida, etc.

El método supone usar múltiples pequeñas y estériles agujas para perforar la piel y causar un leve trauma físico, con el que conseguimos reconstruir la dermis, que es una capa profunda de la piel. Así conseguimos rejuvenecer la piel.

Además, los profesionales pueden usarlas para depositar medicamentos y nutrientes en nuestra piel más profundamente. Así podemos tratar problemas como las cicatrices causadas por el acné.

Funcionamiento del Microneedling

Con este método podemos tratar las cicatrices, las arrugas, el acné y las estrías. Esta técnica hace que aumente la producción de colágeno y otros factores de curación al causar traumatismos en la piel.

El colágeno es una proteína esencial que ayuda a mantener la piel joven, con una textura suave, elástica y firme. La disminución del colágeno provoca el envejecimiento, lo que hace que aparezcan las arrugas y otros signos de envejecimiento.

Microneedling no es una solución rápida y es importante que lo sepamos, ya que este tratamiento implica el crecimiento de piel nueva. Es importante darse cuenta de que el microneedling no es una solución rápida, ya que implica el crecimiento de piel nueva. Puede tomar varios meses para que una persona vea los resultados completos del procedimiento.

Beneficios del Microneedling

Es una forma segura y efectiva de rejuvenecer la piel y tratar cicatrices y arrugas. Las personas pueden esperar una reducción en la “apariencia de poros grandes, líneas finas y arrugas, cicatrices y estrías”.

Riesgos del Microneedling

La comunidad médica generalmente considera que las microagujas son seguras y efectivas, pero aún existen algunos riesgos.

El riesgo principal es la irritación de la piel después del procedimiento. Otros efectos secundarios pueden incluir: hematomas, hinchazón, sequedad, incomodidad, descamación de la piel o enrojecimiento.

El sangrado es una reacción poco común a las microagujas, aunque es más probable que ocurra después de un tratamiento más profundo. También puede ser un riesgo mayor para las personas que tienen trastornos hemorrágicos o que están tomando medicamentos anticoagulantes. Es importante consultar a un médico antes de recibir este tratamiento.

Existe el riesgo de efectos secundarios más graves, que incluyen: cambios en el pigmento de la piel, infección o reacción a medicamentos tópicos utilizados en el tratamiento.

Algunos dispositivos implican riesgos adicionales. Aquellos que usan energía o calor pueden aumentar la probabilidad de quemaduras.

Finalmente, algunas personas no son candidatas para el tratamiento con microagujas, incluidas aquellas con: acné activo, tipo de piel inestable, cicatrices queloides o una infección activa de la piel.

Ver a un dermatólogo, especialista de tu centro de estética o profesional médico de cuidado de la piel con experiencia en este tipo de procedimientos ayudará a minimizar los riesgos.

Dispositivos de Microneedling

Existen dispositivos de microneedling domésticos. Si bien estos son mucho menos costosos que las sesiones con un dermatólogo, existen algunas diferencias clave entre los enfoques.

Los dispositivos para uso doméstico tienen agujas más cortas y romas que las diseñadas para dermatólogos y otros profesionales médicos. No están destinados a penetrar en la piel, lo que significa que los tratamientos caseros no serán tan incómodos como las versiones profesionales.

Esto también significa que un tratamiento en el hogar tendrá una respuesta y resultados limitados. Sin embargo, incluso los dispositivos domésticos aumentarán el flujo sanguíneo, lo que puede iluminar temporalmente la piel.

Finalmente, estos dispositivos son más difíciles de limpiar, y no limpiar a fondo un dispositivo de microneedling puede aumentar el riesgo de infección o lesión, especialmente si las agujas penetran en la piel.

Resumiendo

Microneedling es generalmente un procedimiento seguro y efectivo que puede mejorar la apariencia de la piel. Puede reducir las arrugas, disminuir las cicatrices y tensar o rejuvenecer la piel floja o envejecida.

Si bien las microagujas en el hogar son ampliamente accesibles y más cómodas que la versión profesional, los tratamientos en el hogar no proporcionarán los mismos resultados y pueden aumentar el riesgo de efectos secundarios.

Cualquier persona interesada en microagujas debe consultar a un dermatólogo o médico o centro de estética avanzado especialmente capacitado y con experiencia en este tipo de procedimientos.

De todos modos, puedes consultarnos los tratamientos que mejor se adapten a ti. Ven a conocernos o ponte en contacto con nosotros aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú