Todo tiene un principio, y en el caso de los tratamientos de belleza, debemos comenzar por una limpieza facial, para eliminar cualquier resto que tengamos sobre la piel y que pueda resultar más efectivo.

Por eso debemos tratar de adquirir una serie de hábitos, tanto por la mañana como por la noche, de cuidados de nuestra piel. De este modo lograremos estupendos resultados como retrasar su envejecimiento y por lo tanto también de las arrugas, eliminar suciedad y células muertas, regular el acné y eliminar puntos negros.

Limpieza facial en casa

Con una serie acciones a llevar a cabo a lo largo del día, conseguiremos que nuestra piel tenga un aspecto más luminosa, saludable y uniforme.

Con la limpieza que podemos hacer en casa, además de eliminar el maquillaje que hemos usado durante el día, nos desharemos también de la suciedad que porta nuestro rostro, y que puede ser de dos tipos: endógena y exógena.

Como hemos comentado, la limpieza en nuestra cara debe ser realizada a primera hora de la mañana, para eliminar los restos de grasa producida durante el sueño y el sudor que se ha podido generar.

Pero sin duda, la más importante es la limpieza que nos procuramos antes de ir a dormir, es decir al final del día. Probablemente, ya hemos hecho una pequeña parte de este trabajo al llegar a casa y eliminar el maquillaje o el protector solar que hemos usado. Pero el mejor momento es antes de retirarnos a dormir. Este es el momento que debemos dedicar a su cuidado, dejándola libre de la polución, suciedad, restos de grasa y sudor que hemos ido recogiendo durante todo el día, y así tener la piel completamente limpia para pasar la noche.

Durante la noche, la piel, al igual que el resto del cuerpo, se regenera y descansa, por lo que debemos tener la piel lo más libre de impurezas posibles.

Pero no solo debemos hacerlo solo con agua, ya que por sí sola no elimina los restos ni los contaminantes que hay en nuestra piel, de ahí que necesitemos un limpiador, que contiene aceites especiales para eliminar completamente estos restos.

Tipos de limpiadores faciales

Dependiendo de la salud y tipo de piel de cada uno, deberemos utilizar preferentemente un tipo de limpiador.

  • Para la piel seca, mejor utilizar leches o aceites limpiadores conseguir una piel más hidratada y firme.
  • Para la piel grasa, mejor utilizar un limpiador con base de agua, en forma de gel o espuma, para retirar ese exceso que se produce.
  • Para una piel normal mixta utilizaremos cualquier producto indicado para ello, ya que tendremos zonas más secas y zonas con más grasa.

Pero no solo con la rutina diaria y con los limpiadores faciales conseguiremos el mejor resultado. Por eso, hay que realizar periódicamente una limpieza facial profesional, y conseguiremos mejores resultados tanto corto plazo, como a largo.

Limpieza facial profesional

Estos tratamientos no solo se basan en aplicar productos que eliminen la suciedad o la grasa, al igual que los tratamientos que nos podemos hacer en casa. Incluso si estás pensando en hacerte algún tipo de tratamiento, lo mejor es tener la piel limpia y preparada para realizarlo.

Mediante otras técnicas como son la exfoliación o la detoxificación, conseguiremos mejorar los resultados de la propia limpieza, eliminando así todos residuos generados, ya sea por factor externo, como la polución, o la contaminación ambiental, o por factor interno, como el estrés, el tabaco o el alcohol, junto con el paso de los años y el maquillaje, hacen mella en nuestra piel, haciendo que pierda su vitalidad y frescura.

Por eso, en Estética XXI, tenemos tratamientos de higiene y limpieza facial, adaptamos a cada uno de nuestros clientes, y por supuesto a su piel. Si quieres contactar con nosotros lo puedes hacer aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú